miércoles, 1 de octubre de 2008


LA CITA

Una llamada
Una cita
Una desconocida
Curiosa, llegue al café adonde las dos acudimos
¡sorpresa!
era alta
de mirada escamada
tuve que, para mirarla bien
remover de su frente un rizo canela
disfruté la sensación
textura afelpada
piel a piel
expectativa en la yema de mis dedos
le tome miles de fotos con la videocámara de mis ojos
a color
blanco y negro
sepia
hasta que malhumorada
me dijo ¡basta!
la rete con la mirada
sostuvo desafiante el intervalo...
no pude definirla
era por momentos tierna
y luego violenta
está bien, le dije, tú ganas
mis ojos tropezaron con sus pies
tenia los zapatos desgastados
trotadora de mundos, pensé
¿gustas un café, un refresco, agua?
si, gracias, un café
no, mejor, un refresco
su mirada seguía inestable
¿Por qué el miedo en tus ojos?
no te haré daño
cuéntame de ti, supliqué impaciente tomándole la mano,
sentí su tibieza
luego, un sudor helado
me dio pena ¡pobre mujer profanada!
le bese los labios
lima – limón y naranja
de pronto
la vi como era
me has engañado! le grite maldiciendo
la descubrí frente a mi
con las navajas de sus ojos y un rictus de imposible,
era yo misma
delante del espejo en el café de esa tarde cualquiera
¡hacía tanto que no platicaba a solas!


4 comentarios:

Antonio Urdiales dijo...

De vez en cuando deberíamos detenernos a hablar seriamente con nuestro inverso, nuestro oculto, con ése que siempre es capaz de sorprendernos.

Bello poema, que me ha sido grato leer en esta mañana de color ceniza.

Un abrazo.

Antonio

"Yo En Resistencia" dijo...

Gracias Antonio...y dejame decirte que esta charla en verdad se llevo a cabo...y cuando me di cuenta de que mientras me observaba en un espejo conversaba conmigo misma...me dio rabia...sabra Dios que caras haria y la gente quizas penso ésta está loca, pero ni modo agache la cabeza y sali sin detenerme para nada de aquel cafe...
jejeje que pena!!!


LIBELULA VIVIENTE

Baracunatana dijo...

Pasando a dejar saludos, admirando los escritos con detenimiento.

"Yo En Resistencia" dijo...

Gracias Baracunatana, un abrazo cordial!!

LAS HORAS